Grupo Energía Bogotá y Enel ratifican acuerdo para proyectar su alianza hacia las energías renovables no convencionales

  • El acuerdo crea una nueva empresa más grande, de más valor y mucho más estable, con un valor patrimonial de 30 billones de pesos. La nueva compañía permitirá a Bogotá y al GEB ser protagonistas de la transformación energética, indispensable para enfrentar el cambio climático.
  • Con la ratificación del acuerdo se liberan dividendos retenidos, asegurando recursos para financiar el Plan de Rescate Social y Económico presentado por la Alcaldía Mayor.
  • El GEB presentó el programa de apoyo educativo ‘Fabio Chaparro para la educación energética 2022-2030’, que le permitirá contar con el talento humano calificado, tanto al interior de la empresa como en los territorios de influencia de sus operaciones.


 

 

Bogotá, 5 de abril de 2022. Enel y el Grupo Energía Bogotá (GEB) afianzaron este martes su alianza de 25 años, reafirmando su visión conjunta a través de Enel Colombia, que entrará a participar de manera más activa en el desafío energético mundial, las energías renovables no convencionales (ERNC), diversificará sus portafolios, potencializará su crecimiento y les asegurará mayores recursos.


Enel Colombia, será más robusta, más ‘verde’, más estable, con reglas de juego claras y transparentes de gobierno corporativo que protegen el patrimonio de los bogotanos, e impulsa, para el caso del GEB, su incursión inmediata y definitiva en el negocio de las ERNC –un hito de gran trascendencia para la compañía–, convirtiéndolo en protagonista de la transformación energética a nivel nacional e internacional de la mano de Enel, un líder mundial de esta actividad.


Además, la empresa fusionada se convertirá en un pilar estratégico para el fortalecimiento del Distrito en materia de ciudades inteligentes, movilidad sostenible y transformación energética.


Enel Colombia tendrá operación no solo en Colombia, sino que desarrollará oportunidades de crecimiento en mercados comunes nacionales e internacionales, donde el GEB y Enel tienen presencia, abriendo paso a importantes sinergias que fortalecerán la competitividad empresarial. 


“Estamos reafianzando nuestra sociedad con Enel, que ya cumple 25 años exitosos, y lo hacemos a través de Enel Colombia, una compañía fuerte, ‘verde’ y sólida, que nos permitirá seguir creciendo, desarrollar nuevas tecnologías para el beneficio de Bogotá y el país, y que el GEB ingrese al mercado de energías renovables no convencionales, uno de los grandes desafíos del sector. El acuerdo nos facilita tener una agenda que atiende la transformación que vive el mundo y la inminente necesidad de Bogotá y de los países donde operamos de mejorar la calidad del aire y de ser parte de la solución para la emergencia climática; en eso estamos comprometidos. Igualmente posibilita robustecer nuestro trabajo en temas de innovación y soluciones tecnológicas para las ciudades inteligentes”, dijo Juan Ricardo Ortega, presidente del GEB.


Con la empresa que surge fruto de la fusión, en esta alianza pública privada, que ya ha demostrado ser exitosa, el GEB tendrá un valor patrimonial adicional de aproximadamente 5,5 billones de pesos en activos de energías renovables. Para 2025 se estima que las utilidades de la empresa resultante de la fusión serán un 25,1% mayores a la suma de las generadas por Emgesa y Codensa de manera independiente, alcanzando $2,67 billones, aproximadamente, en cuatro años. La rentabilidad se proyecta en un 22,9% superior para este mismo periodo.


El nuevo acuerdo, además, significará para el GEB ingresos adicionales del orden de $950.000 millones, entre 2021 y 2022, por liberación de dividendos retenidos, lo cual asegurará para el Distrito una nueva fuente de recursos para apoyar el financiamiento del Plan de Rescate Social y Económico presentado por la Alcaldesa Mayor. 


La nueva política de dividendos establecida asegura un mayor porcentaje de repartición, lo cual implica, entre 2025 y 2030, $185.000 millones anuales adicionales en promedio, para el GEB. 


Para 2024 la naciente empresa duplicará su capacidad instalada actual, superando los 5.000 megavatios (MW) y con enfoque primordial en energías renovables. Los activos incluyen 4 hidroeléctricas en Guatemala, 3 hidroeléctricas en Costa Rica, 10 centrales hidroeléctricas y solares en Panamá, y 14 plantas de generación en Colombia.


Igualmente se prevé que se desarrollen inversiones por más de $3 billones, en la consolidación de un portafolio de más de 1.400 MW de capacidad en proyectos eólicos y solares.


“Esta nueva relación con vocación de largo plazo con Enel, además de estructurarse a partir de los principios inamovibles de proteger lo público y el interés de los accionistas, y fortalecer las reglas transparentes y claras del gobierno corporativo de la nueva empresa, cuenta, reitero, con una visión compartida, y es la de avanzar en una agenda que atienda la transformación que vive el mundo y la inminente necesidad de la ciudad de mejorar la calidad del aire y de ser parte de la solución para la emergencia climática”, añadió Ortega. 


El acuerdo generará recursos para posicionar a Bogotá en el marco de los compromisos ambientales locales, nacionales e internacionales a 2030. Ejemplo de ello, la aceleración de iniciativas como la electrificación del transporte público en la ciudad y el alumbrado público y la medición inteligente en los hogares, entre otros. 

 

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López Hernández, -que participó este martes en el conversatorio con el que se selló la ratificación del acuerdo-, dijo: “Esta alianza público-privada le da la oportunidad a Bogotá de tener un grupo empresarial que va a ser líder en energías renovables en América; significa que va a producir esa energía limpia, ‘verde’ y justa, que incluya a todos, cerrando, en esa transición energética, las brechas sociales. También implica que el Distrito va a abanderar la innovación y el tema de ciudades inteligentes, para beneficio no solo de quienes vivimos en Bogotá sino en donde opera el GEB con su socio Enel”, dijo la alcaldesa Claudia López.


Por su parte, Lucio Rubio, director General de Enel Colombia y Centroamérica, afirmó: “Enel Colombia es el resultado de la fusión de Emgesa, Codensa, Enel Green Power Colombia y las filiales de EGP en Panamá, Guatemala y Costa Rica. Esta nueva sociedad permite continuar y fortalecer esta alianza público-privada que se ha desarrollado con Grupo de Energía de Bogotá a lo largo de estos 25 años. La visión que compartimos con nuestro socio nos permitirá seguir apalancando la transición energética, las inversiones verdes, la movilidad eléctrica, las nuevas tecnologías y las oportunidades de crecimiento en Centroamérica promoviendo el desarrollo sostenible”. 


Programa ‘Fabio Chaparro’

En el evento de sellamiento de la alianza entre Enel y GEB, esta última compañía presentó el programa ‘Fabio Chaparro para la educación energética 2022-2030’, que le permitirá contar con el talento humano calificado, tanto al interior de la empresa como en los territorios de influencia de sus operaciones, para enfrentar los retos de la transición energética y dar cumplimiento al Plan Estratégico Corporativo. 


Este programa de apoyo educativo es un homenaje al legado de Fabio Chaparro, quien fue gerente de la entonces Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá (EEB) –hoy GEB– entre el primero de enero de 1995 hasta el 2 de octubre de 1996, cuando falleció en un accidente aéreo.


Él era un físico, profesor de la Universidad Nacional, que consideraba que la educación era la única herramienta capaz de cambiar la realidad de Colombia y del mundo, de llevar progreso y de mejorar vidas, que es el propósito superior del GEB.


Con su gestión e ideas, Chaparro lideró los primeros pasos para la transformación y capitalización de la EEB para convertirse en el Grupo Energía Bogotá, una multilatina líder en el negocio de transmisión de energía eléctrica y transporte de gas en Colombia, Perú, Brasil y Guatemala, y que gracias al acuerdo con Enel tendrá presencia ahora también en Costa Rica y Panamá en la actividad de las ERNC.


Para la puesta en marcha de programa, el GEB destinará US$13.119.181; se beneficiarán 24.561 personas.

Se desarrollará a través de cuatro modalidades: becas, actualización de competencias, legado para los territorios y premios a la investigación e innovación.


Becas: formación de posgrado en áreas relevantes al propósito de la compañía, en centros educativos de excelencia, en alianza con operador logístico de alcance internacional.
Actualización de competencias: fortalecimiento de las capacidades técnicas del talento humano del GEB, en alianza con una empresa especializada que vincula más de 150 centros educativos.


Legado para los territorios: fortalecimiento de capacidades técnicas de la fuerza laboral en zonas de influencia en áreas relevantes a la transición energética, en alianza con entidades de formación técnica y otras empresas.
Premios: En esta fase participará Enel. Reconocimiento a la investigación y la innovación en áreas relevantes y alineadas al propósito de las compañías en programas de pregrado y postgrado en universidades de zonas de influencia. 


“Este programa nos permitirá promover una cultura de innovación más sólida y ser cada vez más competitivos en el contexto de una transición energética que demanda eficiencia, responsabilidad y descentralización. También estimulará el fortalecimiento de capacidades del capital humano y la atracción de más talento, al mismo tiempo que ayudamos a mejorar vidas, que es nuestro propósito superior”, concluyó Ortega.


Acerca del Grupo Energía Bogotá 
Con más de 125 años de historia, el Grupo Energía Bogotá (GEB) es un grupo empresarial líder en transmisión y distribución de energía eléctrica y en transporte y distribución de gas natural en Colombia, Perú, Brasil y Guatemala. En Colombia, con Transmisión desarrolla proyectos de energía eléctrica. Con TGI es número uno en transporte de gas natural con más de 4.000 kilómetros de gasoductos. En Perú es número uno en distribución de gas natural con sus empresas Cálidda y Contugas y tiene presencia en distribución de energía con Electro Dunas. En Brasil tiene presencia con Gebbras y Argo y en Guatemala es número uno en transmisión de energía eléctrica con Trecsa y Eebis.