GEB sigue consolidando su presencia en la Costa Atlántica: construirá la línea Río Córdoba – Bonda

Miércoles, 9 de septiembre de 2020

El Gobierno nacional adjudicó al Grupo Energía Bogotá este proyecto, que habilitará el ingreso de capacidad adicional de generación a partir de fuentes renovables no convencionales y, además, contribuirá a la seguridad y la continuidad en la prestación del servicio de energía eléctrica para La Guajira, Cesar y Magdalena.

Un importante paso acaba de dar el Grupo Energía Bogotá (GEB) para seguir afianzando su participación en el negocio de transmisión de energía eléctrica en Colombia: la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), adscrita el Ministerio de Minas y Energía, le adjudicó la construcción, operación y mantenimiento de la línea Río Córdoba – Bonda (Termocol) a 220 kilovoltios (kV), que fortalecerá el Sistema Interconectado Nacional (SIN) para mejorar la confiabilidad y calidad del servicio a los usuarios.

Se trata de un proyecto declarado urgente por el Gobierno nacional, pues una vez esté en operación, ayudará a eliminar problemas de congestión de red en La Guajira, Magdalena y Cesar y robustecerá el SIN al interconectar las nuevas fuentes de energía renovables que hay en el norte de Colombia.

Eduardo Pinilla, director técnico de Transmisión del GEB, informó que el proyecto, que se extenderá desde Ciénaga hasta Santa Marta, en el Magdalena, contempla la construcción de 30 kilómetros de líneas de transmisión de energía, la instalación de equipos de conexión en cada una de las subestaciones y las adecuaciones necesarias para el correcto funcionamiento de esta iniciativa.

La presencia del GEB en el Caribe colombiano se fortalecerá con el proyecto Río Córdoba – Bonda, que fortalecerá el Sistema Interconectado Nacional (SIN) para mejorar la confiabilidad y calidad del servicio a los usuarios de la región.

La UPME adjudicó el proyecto al GEB tras una audiencia pública de presentación de propuestas, que por primera vez en la historia se hizo a través de una plataforma tecnológica virtual y que fue transmitida por el canal YouTube de esa entidad. Se presentaron como proponentes ISA, Desarrollo Eléctrico Suria, Celsia Colombia y el GEB.

Juan Ricardo Ortega, presidente del GEB, afirmó: “Este proyecto reafirma el compromiso que tiene el Grupo con el desarrollo y progreso de la Costa Caribe, donde estamos construyendo proyectos tan importantes como Colectora y La Loma, esenciales para desarrollar las energías renovables que Colombia requiere. El compromiso del GEB es continuar impactando positivamente la calidad de vida de los habitantes de esta región y nos permite reforzar la apuesta de la compañía en el desarrollo de energías renovables que hacen parte de nuestra agenda sostenible’’.

En este sentido, Ortega recordó que el proyecto Colectora permitirá incorporar al SIN las energías renovables no convencionales que se producirán en La Guajira. La adjudicación de Río Córdoba – Bonda (Termocol) viabilizará nuevas iniciativas de generación energía de fuentes renovables no convencionales en la región Caribe, permitiendo que la compañía siga aportando a la diversificación de la matriz energética del país.

El proyecto se extenderá desde Ciénaga hasta Santa Marta y contempla la construcción de 30 kilómetros de líneas de transmisión de energía y la instalación de equipos de conexión en cada una de las subestaciones.

Río Córdoba – Bonda (Termocol) tendrá sinergia directa con los activos en operación del GEB Río Córdoba Sistema de Transmisión Nacional (STN), Río Córdoba Sistema de Transmisión Regional (STR) y Drummond – Río Córdoba.

Además de Colectora, en la Costa Atlántica el GEB desarrolla el proyecto La Loma 110 kV, en El Paso (Cesar), y tiene otros activos en operación, como Cartagena – Bolívar 220kV, La Loma 500 kV, la subestación Río Córdoba y la subestación Termocandelaria.     

Finalmente, Fredy Zuleta Dávila, gerente general de Transmisión del GEB, resaltó que este proyecto ayudará, además, a jalonar el progreso de la región y de sus habitantes, que para la compañía es una parte importante del retorno a la inversión que hace en las regiones donde hace presencia.

“Para ello, una de las herramientas clave es la incorporación del concepto de sostenibilidad, es decir, la destreza de la compañía para entender y gestionar los entornos donde se desarrollan sus actividades e innovar en los mismas, creando valor y compartiéndolo en los territorios. Eso, por supuesto, lo haremos en este proyecto Río Córdoba – Bonda (Termocol)”, concluyó Zuleta.