Inicio Crónicas Ciudadanos con Buena Energía

Ciudadanos con Buena Energía

Conciencia social

En el Grupo Energía Bogotá destacamos 10 historias y galardonamos a tres ciudadanos que con sus acciones diarias impactan positivamente la vida de los habitantes de la capital de Colombia.

  • Ciudadanos con buena energía
  • Ciudadanos con buena energía

En las empinadas calles del barrio La Merced Sur, de Bogotá, donde el viento cortante azota las mejillas de sus habitantes, gentes que hacen grandes esfuerzos para conseguir su sustento diario, un grupo de señoras trabaja incansablemente para ayudar a mejorar las condiciones de vida de sus vecinos.

Una de ellas es Amparo Uribe, quien por más de 37 años ha impactado positivamente a esta comunidad a través del Centro Social Unidad. “Lo más gratificante de esta experiencia es ver las sonrisas de los niños, ver que la gente va al centro social y le podemos ofrecer ayuda para que continúen con sus vidas más tranquilos”, explica Amparo, quien realiza tareas de alfabetización, recreación, formación de valores y capacitación de personas en oficios varios.

Amparo desarrolla esta labor en un barrio conocido anteriormente como Los Chircales, en una de las zonas más deprimidas de la capital y cuna de canteras cuyos habitantes se dedicaban a fabricar ladrillos. La gestión de Amparo fue reconocida por nuestro Grupo durante el evento Ciudadanos con Buena Energía, tercera edición. Su finalidad es descubrir las historias de personajes anónimos que con sus buenas acciones benefician a la capital del país y a sus habitantes.

Ciudadanos con Buena Energía busca descubrir las historias de personajes anónimos que con sus buenas acciones benefician a la capital de Colombia y a sus habitantes.

De los 10 finalistas seleccionamos tres obras sociales. Junto a Amparo, también fue reconocida la labor de Yesenia Mosquera, una mujer desplazada por la violencia que hace seis años creó un canal de televisión, vía streaming, para promover y fortalecer el respeto hacia su comunidad afrodescendiente en toda Colombia.

“Yo llegué a Bogotá porque soy víctima del conflicto armado y lo que me impulsó a crear este proyecto son las ganas de ayudar a mi gente, de verla empoderada, de ver que mi raza prospera”, afirma Yesenia y añade que su gran motivación fue el deseo de construir una sociedad más justa y ayudar a cerrar la brecha de la inequidad.

El tercer galardonado fue Rodrigo Meléndez, un médico que decidió hace 10 años dedicarse a atender habitantes del Bronx que necesiten ayuda y no tengan medios económicos para visitar un doctor o dirigirse a un servicio de urgencias.

“Los habitantes de calle necesitan un enfoque diferencial y la solidaridad de todas las personas. Lo más gratificante de esta experiencia es aprender cada día de los habitantes de calle y ayudarles a salir adelante”, reconoce el galeno. Este médico del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron) asumió esta labor cuando tenía su consultorio en el centro de Bogotá, sector donde había muy pocos centros de atención.

“Muchas veces, al salir de trabajar en la noche me encontraba con personas enfermas que me estaban esperando para que las atendiera. Un día, uno de ellos me dijo que me pasara por el Bronx porque era un lugar donde había mucha gente que necesitaba mi ayuda”, afirma.

Nuestra Presidente del Grupo Energía Bogotá, Astrid Álvarez, ratificó que seguirá reconociendo en las próximas ediciones de los premios Ciudadanos con Buena Energía a los líderes que con acciones desinteresadas ayudan a construir un mejor país para las siguientes generaciones.