Proyecto Refuerzo Suroccidental abre nuevos espacios de diálogo con la comunidad y las autoridades

Lunes, 24 de febrero de 2020

  • En sesión del Concejo de Palmira (Valle del Cauca), el Gerente de este proyecto de energía eléctrica explicó, una vez más, su importancia para la seguridad de este servicio público en la región y en Colombia.
IMG_0140

Palmira (Valle del Cauca), febrero 24 de 2020. Rodrigo Hernández, gerente del proyecto de transmisión de energía eléctrica Refuerzo Suroccidental (RSO), invitó a toda la comunidad de este municipio a abrir y participar en espacios de diálogo y análisis, para llegar a acuerdos y encontrar conjuntamente soluciones en torno a esta iniciativa.

La invitación la hizo durante la sesión del Concejo Municipal de Palmira a la que fue convocado, para hablarles a los miembros de la corporación legislativa sobre este proyecto, que permitirá atender la creciente demanda de energía eléctrica del suroccidente del país originada por los desarrollos de la región en áreas industriales, agrícolas y residenciales, entre otras.

Refuerzo Suroccidental, subrayó Hernández, permitirá trasladar al Valle del Cauca y demás departamentos de la región la energía que se produce en otras zonas de Colombia, a través de modernas redes de transmisión.

“Siempre hemos estado atentos a informar y generar espacios de participación con la comunidad, las entidades y  las autoridades del suroccidente del país acerca del proyecto, su trazado, sus beneficios y sus impactos, para que sepan y se conozca la realidad de Refuerzo Suroccidental -dijo Hernández-. Definamos nuevos mecanismos y escenarios, adicionales a los que hemos utilizado, para llevar a cabo esos diálogos”. 

El Gerente del proyecto RSO subrayó que esta es una iniciativa de país, que surge tras análisis de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) -adscrita al Ministerio de Minas y Energía- en los que se estableció su imperiosa necesidad, para fortalecer y soportar el sistema de transmisión nacional y regional, y así evitar deficiencias en el servicio.

El proyecto, explicó Hernández, contempla el diseño, construcción, operación y mantenimiento de 426 kilómetros de líneas de transmisión, que pasan por 36 municipios de Antioquia, Caldas, Risaralda y Valle del Cauca. Incluye la ampliación de las subestaciones Medellín, La Virginia, Alférez 230 kilovoltios y San Marcos, y la construcción de la subestación Alférez 500 kilovoltios. 

 

Por su extensión, se dividió en tres tramos. El 1 y el 3 cuentan con licencia ambiental en firme, incluso en el primero ya se inició la fase constructiva y en el otro, se desarrollan actividades previas para el comienzo de obra. 

El tramo 2, que es precisamente el que toca la jurisdicción de Palmira, no cuenta aún con la licencia ambiental.  A comienzos de año, informó Hernández, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) ratificó su decisión de archivar ese trámite.

“El Grupo Energía Bogotá -encargada del proyecto- es respetuosa de las decisiones de las autoridades. Esta decisión de la ANLA no significa, bajo ninguna circunstancia, que dicha licencia se haya negado o que el proyecto es inviable ambiental y socialmente, por lo que el Grupo reiniciará de nuevo el trámite ante la autoridad ambiental, como lo hace viable el Decreto 1076 de 2015”, aseveró Hernández.

El parágrafo 4 de ese decreto, argumentó, dice que cuando el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) no cumpla con los requisitos mínimos del Manual de Evaluación de Estudios Ambientales, la autoridad ambiental dará por terminado el trámite y el solicitante podrá presentar un nuevo requerimiento.

Hernández enfatizó en que los tres tramos se encuentran interconectados y si alguno no entra en operación, se frenaría el desarrollo de todo el proyecto y no podría ser energizado, con consecuencias negativas para la región y el país, como pérdida de la confiabilidad y riesgos de apagones y de racionamientos del servicio.  

“Refuerzo Suroccidental es un proyecto de vital importancia para el Valle del Cauca y el suroccidente del país, y para Colombia en general; esta región representa el 15 por ciento de la demanda nacional y no es autosuficiente debido a que no cuenta con grandes fuentes de generación, de ahí que es clave su pronta realización para evitar futuros traumatismos en el servicio”, aseguró Hernández. 

Acerca del GEB

Con más de 120 años de historia, el Grupo Energía Bogotá (GEB) es un grupo empresarial líder en transmisión y distribución de energía eléctrica y en transporte y distribución de gas natural en Colombia, Perú, Brasil y Guatemala. En Colombia, con su Negocio de Transmisión desarrolla proyectos de energía eléctrica. Con TGI es número 1 en transporte de gas natural con más de 4.000 kilómetros de gasoductos. El GEB tiene participación, además, en Codensa, Emgesa, Vanti y Emsa. En Perú es número 1 en distribución de gas natural con sus empresas Cálidda y Contugas. Con ISA REP e ISA Transmantaro, donde tiene una participación del 40%, es líder en transmisión de energía eléctrica. En Brasil, con Gebbras, está asociado con Furnas y tiene 1.100 kilómetros de líneas de transmisión. En Guatemala, es número 1 en transmisión de energía eléctrica con Trecsa y Eebis.