Al rescate de los frailejones

Viernes, 15 de enero de 2021

El Páramo del Meridiano es el escenario donde el GEB, con el apoyo de la comunidad Nasa y Cortolima, desarrollan el rescate y trasplante de frailejones.

En el proyecto de transmisión de energía eléctrica Tesalia – Alférez se realiza una actividad de rescate y reubicación de frailejones, una especie vegetal que solo se encuentra en los páramos de Colombia, Ecuador y Venezuela.

En la zona de influencia del Parque Natural Regional Páramo del Meridiano We’pe Wala, en el Tolima, Transmisión del Grupo Energía Bogotá (GEB) es protagonista de dos hechos muy significativos para el país.

Por un lado, construye un tramo del proyecto Tesalia – Alférez, que servirá para asegurar el suministro de este servicio público en Huila, Tolima y Valle del Cauca, y como parte de este, lleva a cabo una actividad sin antecedentes en la historia de las iniciativas de infraestructura en Colombia: el rescate y reubicación de individuos de frailejón, especie vegetal que solo se ve en los Andes de Colombia, Venezuela y Ecuador.

Los frailejones son elementos importantes en los ecosistemas de páramo –donde no crecen árboles–, pues además de ser fuente de alimento para aves como colibríes, ayudan a proteger el suelo y son los reguladores de los sistemas hídricos al captar y retener agua.

frailejones2

Esa actividad, explica Aldemar Garay Garay, gerente del proyecto Tesalia – Alférez, se hace como parte del compromiso medioambiental y de sostenibilidad del GEB, que además de cumplir con la normatividad ambiental, va más allá.

“Dentro de los compromisos adoptados con la autoridad ambiental está, por supuesto, tener cuidado con las especies de fauna y flora de esta zona de páramo cuando realizamos las tareas. Sin embargo, en el proyecto, además de velar por ello y considerando nuestro atributo cultural ‘Primero la vida’, fuimos más allá e implementamos una actividad de rescate y reubicación de frailejones, pues creemos que nuestra responsabilidad con el medio ambientes es clave para impulsar el bienestar y el desarrollo de las personas y de los territorios donde actuamos”, apunta Garay.

frailejones3

La actividad de rescate y reubicación empezó a desarrollarse en el primer trimestre de 2020 en uno de los tres senderos que lleva a los sitios donde se construyen las torres en la zona cercana al páramo. En ellos, además, el GEB construyó 1,1 kilómetros de pasarelas ambientales para minimizar el impacto sobre el ecosistema.

Específicamente, dice Garay, la actividad se estructuró en el sendero que lleva a la zona de la laguna La Linda, que es el más largo. En él se identificaron 409 individuos de frailejón que era mejor ubicarlos con personal experto y hacer el seguimiento de sobrevivencia.

Con la participación de la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) y del resguardo indígena Nasa Las Mercedes, que habita en la zona y considera sagrados los frailejones, se emprendió la actividad. Inicialmente cada ejemplar se midió, se fotografió, se ubicó con coordenadas y fecha, y después se retiró técnicamente del lugar donde estaba para llevarlo a las parcelas de reubicación, dentro del parque natural.

frailejones25

Tras los análisis y evaluaciones a lo largo de 2020, los expertos del programa establecieron que el 91 por ciento de los individuos reubicados sobrevive. Las parcelas de reubicación seguirán siendo monitoreadas para constatar el estado de los individuos.

“En Tesalia – Alférez, así como en todas las demás actividades del GEB, estructuramos programas y planes, contemplamos acciones y hacemos alianzas con entidades y comunidades para proteger y preservar los ecosistemas. No escatimamos esfuerzos para impulsar, desarrollar y documentar todas las experiencias que evidencian que la rica biodiversidad de nuestro país convive exitosamente con la infraestructura eléctrica”, puntualizó Garay.