Comunicados de prensa

dots

Abril 2017


Así volvió la luz a Putumayo

21 abril 2017

  • Crónica de cómo un equipo especial de la Empresa de Energía de Bogotá, compuesto por 22 técnicos y profesionales, trabajó en jornadas de 24 horas para lograr llevar luz a 150.000 habitantes de Mocoa,  Putumayo y la bota Caucana. 
  • En condiciones normales recuperar la luz se habría tomado mínimo un mes, pero gracias a la participación del Gobierno Nacional y empresas como Electrohuila, empresas de energía del Putumayo y del Bajo Putumayo, Celsia, Intercolombia y Codensa, se logró reducir la tarea a un tiempo récord. 
  • El Ministerio de Minas y Energía coordinó el proceso. Mientras que la Empresa de Energía de Bogotá lideró la articulación técnica y aportó equipos para lograr la conexión. 
  • Lo más difícil fue poner en marcha una nueva subestación provisional, que supliera a la única subestación que existía en la zona y que fue destruida en un 90% por la avalancha del 1 de abril. 
  • La  subestación provisional implicó montaje nueva infraestructura  para el trasnporte de energía y la integración de equipos provisionales de diferentes agentes para lograr la prestación del servicio.  

Bogotá, 21 de abril de 2017. El sábado 1 de abril, cuando el país se despertó con la terrible noticia de la avalancha que causó centenares de muertes en Mocoa, desde las 6:00 de la mañana, la presidente de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), Astrid Álvarez, puso a funcionar un operativo técnico para resolver uno de los más graves problemas de la tragedia: restablecer el servicio de energía en la capital del Putumayo y en más de 10 municipios que quedaron a oscuras. 

Antes del mediodía, ya estaba listo el diagnóstico gracias a un grupo de operarios, que llegó a las 9:00 a.m. a la zona afectada (se desplazó por tierra desde Pitalito, Huila), hizo un rastreo en terreno e informó al puesto de control en Bogotá que la avalancha había destruido un 90% de la subestación Mocoa.

La noticia no era nada buena porque esta subestación (construida en 1995 y ampliada en 2007 para incluirla en el Sistema Interconectado Nacional) era la única habilitada para surtir la electricidad en esta región del país. Y lo que podía ser peor, con tanto lodo y pantano no quedó piso firme para poder reconstruir la pesada infraestructura. 

No había tiempo que perder. En Bogotá se convocó una reunión para las 2:00 de la tarde de ese mismo sábado en la sede de la Empresa de Energía, en pleno corazón financiero de la capital. La gran pregunta era cómo devolver la electricidad a más de 150 mil habitantes de Mocoa, el bajo Putumayo y la bota Caucana. 

Tras una revisión rápida de la situación, en un trabajo conjunto con el Centro Nacional de Despacho y el Ministerio de Minas y Energía, se concluyó que solo había dos maneras de restablecer el servicio pero cuando revisaron una por una la situación no estaba fácil. 

La primera era a través la línea Mocoa – Jamondino, que transporta la energía desde Pasto hasta el Putumayo. En el rastreo se dieron cuenta de que cuatro torres se habían caído y tres estaban a punto de caerse y adicionalmente reconstruir la subestación Mocoa  era literalmente imposible hacerlo en un tiempo oportuno. 

La segunda y única opción que quedaba para volver a reconectar el servicio era construir una subestación temporal para Mocoa y realizar una conexión provisional en la subestación afectada para llevar la energía a los municipios del Bajo Putumayo. Esto implicó  hacer una conexión del circuito Pitalito – Altamira (de 115 kV) que no había sido afectado por la avalancha del Sistema de Transmisión Regional del departamento del Huila con la línea Altamira – Mocoa (de 230 kV) del Sistema de Transmisión Nacional en un punto seleccionado estratégicamente a la salida de la Subestación Altamira en Altamira, Huila.

El domingo se hizo una confirmación con un sobrevuelo con el Ejército Nacional y se ratificó todo lo que había dicho el equipo de tierra. 

Eso que en el papel suena fácil implicaba un trabajo maratónico. Comenzando por la tarea de encontrar en tiempo récord todos los elementos necesarios para construir la nueva subestación. 

La solidaridad entonces se vio en su mayor expresión. Se sumaron a la cruzada de devolver la luz a Mocoa varias empresas del sector eléctrico. Empezando por Electrohuila que era la dueña del circuito Pitalito-Altamira y tenía que jugar un papel importante. Celsia aportó un transformador móvil que tenía en Yumbo (Valle) para transformar a la energía a los niveles de distribución  en Mocoa y en los municipios del alto Putumayo. Intercolombia prestó una bahía móvil que tenía en Sabanalarga, para conectar el trasformador  móvil con la línea de alta tensión proveniente desde Altamira. 

Se coordinó con Codensa el préstamo de postes y algunos equipos que necesitaba la Empresa de Energía del Putumayo (EEP), para el restablecimiento de las redes de distribución. Y se acordó con la EEP el sitio para la instalación de la subestación provisional. 

El lunes 3 de abril, mientras cada una de las empresas hacía un alistamiento técnico de los elementos que iba aportar, llegaron a la zona cuatro cuadrillas de mantenimiento de líneas de transmisión para asumir el segundo gran desafío: la recuperación de algunas instalaciones de la subestación Mocoa mediante las cuales se podía llevar energía a los municipios de Orito, Puerto Asís, la Hormiga y Puerto Caicedo, en el bajo Putumayo.

La tarea era de alto riesgo para los operarios. Tenían que trabajar sobre la subestación destruida y para empeorar la situación por el pantano no podían caminar. Tenían que llegar por las torres para poder quitar todas las conexiones que había y poner otras. 

Les tomó dos días más tender conductores de 200 metros que interconectarían los patios de conexiones destruidos de Empresa de Energía de Bogotá y de Empresa de Energía del Putumayo. De esa manera, el sábado 8 de abril se logró finalizar  las conexiones requeridas para habilitar la conducción de energía hasta la Subestación Puerto Caicedo centro de distribución principal para el Bajo Putumayo.  De esta forma hacia las 3:00 de la tarde volvió la luz a las cabeceras municipales de Puerto Caicedo, Orito, La Hormiga y Puerto Asís, entre otros. Todas las actividades se desarrollaron en conjunto con la Empresa de Energía del Bajo Putumayo (EEBP). 

Pero aún faltaba Mocoa 

Mientras estos técnicos hacían toda la tarea de conectar cables y montar torres, equipos de la Gobernacion del Putumayo, con el apoyo técnico de la EEB, se dedicaban a un tercer gran desafío: la adecuación del sitio para el montaje de la subestación móvil provisional. Era necesario disponer un gran espacio para ubicar más de 80 toneladas de equipos que no podían correr el riesgo de hundirse en el inestable terreno. Con maquinaria de la Gobernación se preparó el terreno. Y la EEB diseñó la malla de puesta en tierra, esto es la disposición de seguridad para evitar riesgos eléctricos para las personas dentro y fuera de la estación. 

Desde el miércoles 5 de abril comenzaron a llegar al sitio de la subestación provisional los equipos ya listos. Y así comenzó el cuarto y último gran desafío que era hacer el acoplamiento e integración de los equipos para permitir la transmisión de energía de la red de alta tensión hacia los circuitos de distribución de Mocoa y el alto Putumayo. 

Configurar y poner en operación una subestación móvil provisional para reemplazar la destruida, fue tal vez uno de los retos que más dificultad le impuso al equipo de trabajo.  Implicaba armar un rompecabezas con delicados equipos, poniendo de acuerdo a varias empresas y siguiendo estrictos protocolos de seguridad.  Con la coordinación técnica de EBB y el trabajo de los equipos de Electrohuila, Empresa de Energía del Bajo Putumayo, Celsia, Empresa de Energía del Putumayo, Intercolombia, XM, el Centro Nacional de Despacho y el Ministerio de Minas y Energía se inició la delicada operación de montaje. 

Después de 3 días de labores continuas y jornadas de trabajo de 24 horas, sobre las 11:00 a.m. del 11 de abril comenzaron las labores de conexión de la subestación provisional. Hacia las 9:30 p.m. se logró energizar el casco urbano de Mocoa y los municipios de Villa Garzón y Puerto Guzmán.  Se había así cumplido el objetivo.

En condiciones normales lograr recuperar la luz habría tomado más de un mes, pero gracias a la participación del Gobierno Nacional y a ocho empresas del sector eléctrico se logró reducir la tarea a un tiempo récord. El Ministerio de Minas y Energía coordinó el proceso mientras la Empresa de Energía de Bogotá lideró la articulación técnica para construir la nueva subestación y aportó equipos para lograr la conexión. 

“Nuestra obligación era hacer todo lo posible para recuperar la energía en Mocoa y en los municipios de la región rápidamente. Fue un trabajo intenso que requirió de un gran sentido de solidaridad y trabajo en equipo EEB, el Ministerio de Minas y Energía y varias empresas”, dijo la presidente del Grupo Energía de Bogotá, Astrid Álvarez Hernández. “Todavía hay mucho por hacer para recuperar 100% el sistema, pero tenemos la satisfacción de haber logrado que la energía volviera a Mocoa y eso ha sido fundamental para superar la crisis”.

--------------------------------------------

Acerca del Grupo Energía Bogotá

El Grupo Energía de Bogotá (GEB), encabezado por la Empresa Energía de Bogotá, es una sociedad por acciones, listada en la Bolsa de Valores de Colombia, que tiene por objeto principal la generación, transmisión, distribución y comercialización de energía, gas y líquidos combustibles en todas sus formas.

En la actualidad, el Grupo Energía de Bogotá es la principal multilatina de energía eléctrica y gas natural de la región, con presencia en Colombia, Perú, Guatemala y Brasil. Actúa como un “conector estratégico”, enfocado en tres Grupos de Negocios: 

- Soluciones Energéticas Urbanas, busca desarrollar y operar la infraestructura necesaria para atender la demanda de energía eléctrica y gas natural de las grandes ciudades;

- Interconexión para el Desarrollo de Mercados, negocio encargado de conectar las fuentes de generación energética con los mega-centros de consumo y los grandes usuarios; y

- Generación de Baja Emisión que busca nuevas oportunidades en energías renovables en países donde se esté dando la transición de la matriz energética a esta fuente de generación sostenible y de baja emisión. 

Contacto

Luis Miguel Gómez Henao

Asesor Comunicaciones Externas

Correo electrónico: lgomez@eeb.com.co

Celular: 3108124891

www.grupoenergiadebogota.com

@GrupoEnergiaBog

application/pdfDESCARGAR (212,77 kB)